¿Qué es el Aquagym?

¿Quieres moldear tu figura de la forma más divertida? Con el aquagym trasladarás tu clase de aeróbic a la piscina, consiguiendo el doble de beneficios para tu salud. Tonificarás tu figura y mejorarás el tono muscular, puesto que la resistencia natural al agua hará que el esfuerzo necesario para realizar los ejercicios sea mayor pero, a la vez, disminuirá el riesgo de lesión, ya que la flotabilidad en este medio hace que los movimientos sean más suaves y las articulaciones soporten menores tensiones.

El aquagym puede ser practicado por personas de todas las edades y condiciones, sólo tienes que elegir el nivel que mejor se adapte a tus objetivos y capacidades. Se practica en piscinas con poca profundidad. No obstante, para añadir intensidad al ejercicio se recomienda que la piscina cuente con distintas profundidades o que en alguna zona tenga el fondo inclinado. Con este completo entrenamiento trabajarás todos los músculos, aunque si practicas alguna modalidad específica, el esfuerzo se concentrará en determinados áreas del cuerpo. Tal es el caso del aquastep o el aquacycle. Pero la intensidad del fitness acuático no depende sólo de la profundidad de la piscina y del uso de aparatos o instrumentos. La utilización de determinados materiales como pelotas o pesas le confiere a los ejercicios una carga superior de esfuerzo.

El aquafitness te ayudará a tonificar los músculos tanto de la parte inferior del cuerpo (piernas y glúteos), como superior (brazos y abdomen) y te ayudará a desarrollar capacidades físicas como la resistencia, el equilibrio y la coordinación.

 

Beneficios del Aquagym

Además de los beneficios para personas mayores, también se recomienda a aquéllas con problemas de sobrepeso, en proceso de recuperación, con lesiones traumatológicas, con problemas de movilidad y estabilidad articular en rodillas, tobillos o para problemas de espalda en general. También es un ejercicio muy indicado para mujeres embarazadas.

El aquagym se recomienda a personas con sobrepeso, con lesiones traumatológicas, con problemas de movilidad y estabilidad articular en rodillas, permite una mejor recuperación de las lesiones, por lo que está indicado para personas en procesos de rehabilitación.  El medio acuático está indicado también para personas que quieran prevenir o tratar flebitis, ya que la presión hidrostática ayuda a mejorar la circulación sanguínea.

 

Recomendado para personas con:

No recomendado en caso de:

  • - Mujeres en el I trimestre del embarazo
  • - Mujeres gestantes que presentan complicaciones en el embarazo. En estos casos