¿Qué es un masaje subacuático?

El masaje subacuático reúne en un solo tratamiento dos terapias diferentes: el baño termal y el masaje drenante. Estas dos técnicas se complementan a la perfección ya que, por una parte, la inmersión en agua templada le confiere a este tratamiento un efecto relajante, mientras que el masaje ayuda a estimular el sistema linfático, encargado de eliminar sustancias de desecho que circulan en el organismo

 El masaje subacuático se realiza dentro de en una bañera de agua mineral a temperatura constante. Mediante una manguera que expulsa agua a presión se estimulan piernas, vientre, glúteos, vientre, brazos, espalda y cuello, siempre en sentido ascendente y con movimientos circulares para favorecer la circulación de la sangre y la linfa. Durante el tratamiento se va cambiando de posición, ya sea boca arriba, de pie o sentado para que el terapeuta alcance mejor todas las partes del cuerpo.

Beneficios de un masaje subacuático

 

Con el objetivo de adaptarse completamente a tus requerimientos físicos, el terapeuta controlará en todo momento no sólo el tiempo de incidencia en cada área, sino también la temperatura y la presión del agua. La temperatura del agua de la manguera puede ser superior a la de la bañera para inducir a un estado de mayor relajación de los músculos y articulaciones o, por el contrario, puede ser más fría para activar la circulación y reducir la congestión de los tejidos. Por su parte, la presión del chorro dependerá del grado de estancamiento linfático de la zona a tratar.

Recomendado para personas con:

No recomendado en caso de:

  • - Insuficiencia circulatoria
  • - Insuficiencia coronaria
  • - Insuficiencia orgánica crónica
  • - Mal estado general
  • - Procesos infecciosos