¿Qué es un masaje relajante?

El ajetreado estilo de vida actual apenas nos deja tiempo para pararnos y descansar. Los estudios, el trabajo, las labores del hogar, los niños, etc., requieren de toda nuestra energía y nunca tenemos tiempo para nosotros mismos. A veces es necesario detenernos un poco, respirar hondo y dedicarnos al menos unas horas a la semana para coger fuerzas, reponernos del agotamiento semanal y volver a sentir que estamos llenos de fuerza vital por haber desconectado y, sobre todo descansado.

En determinadas ocasiones no podemos relajarnos sin más porque nuestro cuerpo ha estado sufriendo muchísimo el estrés y nuestros músculos y articulaciones se resienten. El sedentarismo, las malas elecciones alimenticias y la falta de ejercicio tampoco tampoco ayudan a mejorar nuestra condición física. Así, se hace necesario recurrir a un especialista y pedir cita para que nos proporcione un delicioso masaje relajante. Este masaje es especialmente agradable, ya que de lo que se trata es de inducir en nosotros un estado de calma. Con este masaje, el profesional deslizará sus manos por nuestro cuerpo (desde la cabeza hasta los pies) para relajar la musculatura, mejorar la circulación y hacer más pausada nuestra respiración. Además, el masaje relajante resultará ser una experiencia multisensorial gracias a la utilización de esencias aromáticas y aceites que harán, aún más placentero este masaje relajante.

Beneficios de un masaje relajante

Un masaje relajante nos ayudará a liberarnos del estrés, sentirnos estar más relajados y gozar de una  sensación de bienestar y armonía. Este masaje es perfecto para personas que sufren problemas de estrés, insomnio y ansiedad.

Recomendado para personas con:

No recomendado en caso de:

  • - Alteraciones en la piel (heridas/quemaduras/eczemas/acné...)