¿Qué es un masaje prenatal?

En el masaje prenatal se emplean una serie de técnicas encaminadas a mitigar las molestias propias del embarazo, combatir el dolor de piernas y espalda, relajar la musculatura y mejorar la circulación sanguínea, pero lo más importante de esta terapia es que contribuye a aumentar el bienestar tanto de la madre como del bebé gracias a la liberación de endorfinas, lo cual es extremadamente importante para prevenir el estrés que puede llegar a repercutir en la formación  del feto y su posterior desarrollo neurológico.

Beneficios de un masaje prenatal

Los masajes son una terapia indudablemente recomendada dado su alto poder relajante. No obstante, hay que tener en cuenta que las mujeres embarazadas tienen unas necesidades muy concretas, por lo que se recomienda que sólo reciban masajes especializados en esta etapa de la vida.

No debemos olvidar que las mujeres que sobrellevan el embarazo sin complicaciones presentan más seguridad a la hora de afrontar el momento del parto y esta tranquilidad la pueden conseguir gracias a esta terapia.

Recomendado para personas con:

No recomendado en caso de:

  • - advertir al terapeuta
  • - contusiones
  • - En caso de tener náuseas por la inhalación de determinados olores
  • - es necesario la aprobación previa de un médico especialista.
  • - Evitar masajes sobre traumatismos
  • - fracturas o roturas en músculos/tendones
  • - Mujeres en el I trimestre del embarazo
  • - Mujeres gestantes que presentan complicaciones en el embarazo. En estos casos