¿Qué es la ventosaterapia?

Proveniente de la sabia medicina tradicional china, esta terapia tiene una antigüedad de casi dos mil años. Consiste en la aplicación de una serie de ventosas en diferentes partes del cuerpo a través de la aplicación de un algodón empapado en alcohol que se introduce en el interior de la ventosa y que posteriormente se retira. A continuación se genera una pequeña combustión que genera un vacío y hace que dichas ventosas se adhieran a la piel. De esta forma, la sangre se concentra en esos puntos concretos, que normalmente suelen estar asociados a los meridianos de la acupuntura, es decir, aquellos por los que fluye la energía vital o “Qi”. El proceso finaliza cuando esta zona del cuerpo comienza a sonrojarse y se retiran las ventosas para que no se produzcan hematomas que interfieran en el proceso de sanación y que de producirse desaparecerían en cuestión de días.

Beneficios de la ventosaterapia

Con esta terapia se pueden tratar numerosas afecciones de carácter leve, como son la tos, el resfriado, la celulitis, el entumecimiento de alguno de los miembros del cuerpo, dolencias estomacales, intestinales o pulmonares.

Recomendado para personas con:

No recomendado en caso de:

  • - Alteraciones en la piel (heridas/quemaduras/eczemas/acné...)