¿Qué es una terapia craneosacral?

El cuerpo, como organismo vivo tiene sus propios ritmos, sus procesos de contracción y relajación. Estas pulsiones del cuerpo pueden detectarse por las manos expertas de los terapeutas que practican la técnica craneosacral y, más concretamente, a partir de este fluir que se produce en el sistema nervioso y circulatorio que como una madeja se extiende por nuestra cabeza.

Así, los terapeutas, colocan suavemente sus manos por el cráneo y detectan cuáles son aquellos puntos que se encuentran bloqueados o rígidos y por dónde es difícil que circulen los impulsos nerviosos y la sangre. Momentos de tensión vividos a lo largo de muchos años, estrés continuado, pensamientos negativos, malas posturas corporales, toxinas, etc., hacen que los fluidos vitales y la energía no viajen por los canales que la naturaleza ha habilitado para ellos.

Beneficios de una terapia craneosacral

Al descongestionar estos puntos que se encuentran bloqueados para que vuelvan a ser las autopistas de la comunicación que eran antes, evitamos o mitigando los efectos de numerosas afecciones que se suelen manifestar cuando el organismo está bloqueado como, por ejemplo, la ansiedad, la depresión, el estrés, el insomnio, las migrañas, la sinusitis, los zumbidos en los oídos y un largo etcétera de síntomas que no dejan a las personas vivir la vida como sería deseable: llenos de energía y con sensación de plenitud.

Recomendado para personas con:

No recomendado en caso de:

  • - Alteraciones en la piel (heridas/quemaduras/eczemas/acné...)