¿Qué es el Reiki?

El reiki es una práctica de procedencia budista que busca el equilibrio del ser humano a través de la reposición de la energía vital. Según el reiki, el origen de muchas de las afecciones del ser humano se inician con una carencia o desequilibrio de la energía que nos da la vida y la salud. De esta manera, el terapeuta del reiki, ha trabajado previamente su energía (también llamada ki) de forma que puede transmitirla a la persona que, por la razón que sea, la ha perdido.

Esto se hace por medio de lo que se conoce como una imposición de manos, también conocida como toque terapéutico, es decir, colocando sus manos sobre determinadas zonas del cuerpo de la persona que recibe la terapia, ya sea, por ejemplo, la cabeza o el abdomen y transmitiendo su energía. En cualquier caso, de acuerdo con el sentido original y centenario de esta práctica, no todas las personas están capacitadas para realizar estas imposiciones de manos, ya que sólo los que pertenezcan a un determinado linaje, pueden ser capaces de producir resultados beneficiosos a quienes reciben el tratamiento.

Esto se debe a que es un maestro el que debe transmitir esa capacidad de sanación a sus discípulos, ya que éstos han realizado un trabajo previo de introspección muy profundo que llega a su culminación cuando se alcanza el satori o la iluminación total.

Beneficios del Reiki

Con el reiki restableceremos nuestra energía vital, tratando las efectos negativos de ansiedad, carencia o desequilibrio de energía que ocasionan nuestro día a día.