¿Qué es un masaje tibetano?

En el masaje tibetano confluye la sabiduría de la medicina tradicional china, ayurveda y persa combinada con el sistema médico tibetano, dando lugar a una terapia única con la que se logra alcanzar el equilibrio físico y mental.

Según la medicina tibetana todo individuo está compuesto por tres energías o “humores”: Viento, relacionado con el sistema nervioso; Bilis, con la circulación sanguínea y Flema, con el sistema linfático. El humor Viento es la energía fundamental que fluye por todo el organismo y actúa a modo de mediador entre la mente y el cuerpo. Por ello, si sanamos la mente seremos capaces de sanar nuestro cuerpo, consiguiendo un perfecto equilibrio mental y físico.

Beneficios de un masaje tibetano

Muchas veces las preocupaciones diarias, el estrés, etc. causan un malestar mental que, en última instancia, acaba traduciéndose en dolencias físicas, como dolores de espalda o de cabeza. El masaje budista se presenta como un medio holístico que elimina los bloqueos físicos causados, en primer término, por un bloqueo mental.

Aunque es cierto que relaja las tensiones musculares, éste no es un masaje concebido para relajar el cuerpo, sino que es una terapia sanadora. Para ello, el terapeuta debe estar perfectamente concentrado y preparado mentalmente para la importante tarea que va a ejecutar, realizando un masaje consciente que puede aplicarse sólo en cabeza y hombros o en todo el cuerpo.

Recomendado para personas con:

No recomendado en caso de:

  • - Mujeres en el I trimestre del embarazo
  • - Personas con procesos infecciosos o heridas abiertas en la piel