¿Qué es un la acupuntura o homeosiniatría?

La homeosiniatría, también llamada homeopuntura, es una terapia integradora que combina en un sólo tratamiento los beneficios de dos terapias con base holística herederas de la medicina alternativa.

Por una parte interviene la acupuntura, técnica proveniente de la medicina tradicional china que se basa en la insersión de finas agujas en determinados puntos del cuerpo. Al estimular estos puntos, se equilibran los flujos de energía del organismo, aliviando molestias y curando o previniendo ciertas enfermedades.

La otra parte de este tándem de salud es la medicina biorreguladora, de origen alemán y aparición mucho más reciente que la acupuntura. Este tipo de medicina, heredera directa de la homeopatía, utiliza únicamente remedios de origen biológico que activan en el organismo una respuesta biorreguladora, reaccionando así ante múltiples agentes patógenos causantes de determinadas afecciones.

La homeosiniatría aprovecha la sinergia que se establece al tomar los principios clave de estas dos técnicas para dar lugar a terapia más efectiva. Los preparados homeopáticos se inyectan en los puntos de acupuntura a una profundidad inferior a 3 mm, teniendo siempre en cuenta la necesidad de adecuar estos medicamentos biorreguladores a las necesidades específicas de cada paciente. Al realizarse las infiltraciones en los canales y meridianos de energía, el medicamento se propiciarán el restablecimiento del organismo es un periodo de tiempo inferior.

Beneficios de la acupuntura o homeosiniatría

El efecto analgésico de esta terapia es inmediato y duradero y, al utilizar agujas muy finas, la punción es totalmente indolora. Ofrece muy buenos resultados en pacientes con afecciones traumatológicas o reumáticas, estimulando la reparación del tejido óseo; en el campo de la estética natural y antienvejecimiento, fomentando la creación natural de colágeno y ácido hialurónico; en medicina deportiva y alivio de dolencias agudas o crónicas, al acelerar la recuperación de estructuras lesionadas; y en el tratamiento de otras patologías como gastritis o colon irritable, así como en casos de ansiedad y depresión.

Recomendado para personas con:

No recomendado en caso de:

  • - Alteraciones en la piel (heridas/quemaduras/eczemas/acné...)