¿Qué es la vinoterapia?

El vino, la bebida típica de la dieta mediterránea, puede también ser consumido a través de la piel. En concreto a través de los subproductos resultantes de la elaboración del líquido de la uva, sobre todo de las semillas y de la pulpa de la fruta. Todos conocemos el potente efecto antioxidante que produce el vino y que incluso los médicos pueden recomendar la ingesta de una copa de vino diaria al tratarse de un hábito saludable. Ahora, reconocido el valor de ciertos componentes del vino como los polifenoles, diferentes terapeutas o masajistas incorporan en sus tratamientos la vinoterapia como forma de ofrecer al cliente una experiencia diferente a los tratamientos convencionales.

Beneficios de la vinoterapia

Así, mediante el uso de paños embebidos en soluciones líquidas con extractos de vino o utilizando la pulpa y las pepitas del mismo se realiza una exfoliación de diferentes partes del cuerpo de la persona que recibe el tratamiento para limpiar la piel y nutrirla de agentes antioxidantes. Por si esto fuera poco, una de las virtudes que más se asocian al vino son las de su capacidad para revertir el paso del tiempo o detener el envejecimiento, así que si deseas un tratamiento que actúe en este campo, probablemente éste sea el que buscabas.

Recomendado para personas con:

No recomendado en caso de:

  • - Alteraciones en la piel (heridas/quemaduras/eczemas/acné...)
  • - Aviso de alérgenos personalizado
  • - Pieles sensibles