¿Qué es un masaje circulatorio?

¿Tienes las piernas cansadas? ¿Padeces la aparición de varices? ¿Retienes líquidos? Cualquiera de estos problemas pueden prevenirse o paliarse, al menos en parte, a través una dieta correcta y de un ejercicio físico moderado; aunque es cierto que el componente genético de alguna de estas afecciones como lo son las varices, hacen que a veces el simple ejercicio o la alimentación sean insuficientes a la hora de tratar estos problemas. Sí podemos recurrir a la ayuda de un profesional para que nos indique cuál es la mejor forma de solucionar los problemas circulatorios.

Beneficios de un masaje circulatorio

Un tratamiento interesante que ayuda a mejorar la circulación es el masaje circulatorio, en el que el masajista con el uso de sus manos aplicará diferentes cremas o aceites, entre los que destaca las soluciones de aceite de oliva o con agua de romero; y realizará movimientos circulares en las zonas a tratar. Si se trata de las piernas, por ejemplo, con esta técnica se activará el riego sanguíneo, mejorando la sensación de piernas cansadas y se prevendrá la aparición de las antiestéticas varices. Además de los movimientos circulares, el masajista puede deslizar sus manos por nuestro cuerpo con más o menos presión y en dirección siempre hacia el corazón para que la sangre fluya en ese sentido, notándose con cada una de las sesiones la desaparición de la hinchazón que a veces aparece en determinadas áreas de nuestro cuerpo.

Recomendado para personas con:

No recomendado en caso de:

  • - Alteraciones en la piel (heridas/quemaduras/eczemas/acné...)